• Yamel Villabrille

Cuando las encías sangran



Es muy común en la población escuchar comentarios acerca de que durante el cepillado dental las encías sangren. La mayoría de pacientes refieren que al escupir mientras se lavan la dentadura puedan observar residuos color rojo o rosado, lo que les sugiere que han sangrado.


Muchos piensan que esto es normal porque les pasa cada vez que utilizan el cepillo o el hilo dental y no le prestan atención al problema. Sin embargo, el sangrado de las encías es producto de una enfermedad llamada «gingivitis», la cual es una inflamación de las encías provocada por placa bacteriana encima de los dientes, que se adhiere causando daños cuando no es eliminada con una higiene bucal correcta diariamente.


La buena noticia es que mientras la enfermedad permanezca siendo solo gingivitis es un mal reversible, pero si esta no es tratada, progresa continuamente afectando el hueso y el tejido conectivo que sostiene los dientes; en consecuencia las piezas dentarias y sus zonas circundantes tendrán movilidad, supuración (drenaje de pus), retracción gingival (la encía retrocede y el diente se ve un poco más alargado), pérdida ósea (desgaste de hueso), y hasta podrían perderse por completo los dientes.


Es importante saber cuáles son los signos y síntomas clásicos en la gingivitis. Regularmente el paciente presenta: encías muy rojas, inflamadas, sangrantes al mínimo estímulo, mal aliento, mal sabor en la boca y retracción gingival.


Es también cierto que existen medicamentos que pueden inflamar las encías, pero generalmente el doctor que indica el fármaco con anticipación le comunicará al paciente que ocurrirá dicho efecto secundario.


Por otro lado, en pacientes fumadores que sufren de encías sangrantes se puede agravar la enfermedad, por lo que se recomienda no fumar durante el proceso de sanación, siendo mejor aún el abandono del cigarro de por vida.


Para prevenir el sangrado gingival simplemente debe llevarse una correcta higiene. La maniobra de limpieza bucal debe incluir el uso del hilo dental todos los días luego de las comidas, un cepillado eficiente, enjuague bucal recetado por su odontólogo y la visita al consultorio dental por lo menos dos veces al año.


Gozar de encías rosadas, fuertes, firmes, con buena textura, excelente forma y posición, es una tarea bastante sencilla.


Dios le bendiga abundantemente.

0 vistas

Av. Bolívar #357, Centro Médico Gazcue suite #107, edificio A. Santo Domingo, República Dominicana.

809-221-3802

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Blanca Facebook Icono