• Yamel Villabrille

Efectos bucales durante el uso desmedido del biberón



Que los bebes y los niños se alimenten a través de un biberón no tiene nada malo. Pero cuando el uso de este se prolonga puede acarrear problemas como caries, irregularidades en la mordida y en la pronunciación de las palabras.


Existe un tipo de caries que muchos no conocen, llamado caries de biberón, esta es formada por la lactosa (azúcar que contiene la leche) cuando contacta durante largas horas con la dentadura. Tomando en cuenta que a la leche de los niños se le añade más azúcar y cereales infantiles para endulzarla y crear un sabor atractivo, el efecto nocivo será más agresivo y aumentará la probabilidad de caries. Esto también aplica para jugos de frutas o cereales diluidos suministrados por un biberón. Dicha caries destruye los dientes de leche y si llegase demasiado profunda puede afectar el germen dentario del diente permanente que saldrá años más tarde durante el recambio de dentición.


Otra consecuencia relevante del uso del biberón a largo plazo es la «mordida cruzada» y la «mordida abierta»; ambas ocurren porque la continua fuerza de succión que hace el niño al chupar la tetera estrecha el hueso maxilar impidiendo que el paciente muerda correctamente. Si el defecto perdura entre los 6 y 7 años de edad, el niño necesitará colocarse un aparato de ortodoncia que lo ayude a desarrollar el maxilar durante su etapa de crecimiento. En caso de no colocárselo, en el futuro tendrá que someterse a tratamientos más complejos de ortodoncia y ortopedia maxilar para lograr estética y una correcta función.


No sólo se producirá un problema de mordida y de estética, también suele notarse la pronunciación incorrecta de las palabras por parte del niño debido a la malposición de los dientes. Por lo general se necesita la terapia de un especialista en logopedia para ayudar con el habla del paciente.


Los odontopediatras aconsejan a todos los padres retirar el biberón y/o el bobo antes de los 2 años de edad. Se debe también consultar con el pediatra del niño la decisión de interrumpir el biberón y sustituirla por la succión por deglución.


Dios les bendiga abundantemente.

0 vistas

Av. Bolívar #357, Centro Médico Gazcue suite #107, edificio A. Santo Domingo, República Dominicana.

809-221-3802

  • Instagram - Círculo Blanco
  • Blanca Facebook Icono